lunes, 23 de enero de 2017

"Coeducación"

Los cuentos son un instrumento pedagógico indispensable en la infancia. Nos introducen en el mundo de la lectura, nos conducen a aventuras imposibles, inculcan ideas y valores sociales, legitiman roles, etc...

La construcción de la identidad de las niñas y los niños comienza desde los primeros años de vida. Los cuentos, por tanto, realizan un papel muy importante en la función educativa, al igual que, los juegos, juguetes y otros materiales didácticos.

A través de los cuentos (tanto de manera explícita como implícita), se lanzan mensajes que ayudan a los más pequeños a configurar su realidad. Por ello, es importante eliminar los obstáculos que dificultan la educación en igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres.


¿Cómo podemos saber si un cuento es sexista?
1. Título del cuento: ¿qué nos transmite?, ¿es estereotipado?
2. Personajes: ¿quién asume el protagonismo de la historia?, ¿qué papel asume en el relato?
3. Papeles asignados a cada personaje (función social): ¿en qué escenarios aparecen  los personajes masculinos?, ¿y los femeninos?, ¿las mujeres  suelen estar ubicados en el entorno familiar y doméstico?
4. Características físicas con las que se describe a los personajes:  ¿a qué modelos de belleza o modelos físicos responden los personajes masculinos?, ¿y los femeninos?, ¿los personajes femeninos aparecen de manera pasiva en la historia y los masculinos adoptan un rol más activo?
5. Características psicológicas y emocionales de cada personaje: ¿manifiestan una hipersensibilidad entre las mujeres y una falta de emotividad entre el género masculino?
6.Ilustraciones que acompañan a la narración (objetos presentados, colores...): ¿las pistolas, las capas, el dinero, mobiliario de descanso, espadas, maletines... siempre aparecen vinculados al personaje masculino (como objetos relacionados con la inteligencia, el poder, la fortaleza, etc.), los cuales se representan a través de tonos algo oscuros?, ¿los personajes femeninos suelen estar coloreados con tonos pastel y relacionados con objetos tales como productos de limpieza, adornos, delantales, varitas mágicas, peines, ventanas, ollas o hijos y agujas, vestidos u otros objetos relacionados con la belleza o con el rol de cuidado ejercido en el ámbito doméstico?.
7. Final / desenlace: ¿el éxito o logros profesionales de los personajes femeninos siempre son supeditados y subordinados al amor?

¿Cómo trabajar los cuentos de manera coeducativa?
- Analizando los cuentos desde la perspectiva de género y generando una reflexión sobre las cuestiones antes planteadas.
- Proporcionando finales alternativos.
- Cambiando las características de los personajes por otras no estereotipadas.

Es necesario realizar un análisis de lo que los cuentos infantiles trasladan a niñas y niños. Hay que desmontar mitos sexistas y ofrecer personajes o modelos alternativos, que lancen mensajes que valoren por igual a unas y otros con independencia de su sexo.

2 comentarios:

  1. Hola Ana,

    Leo este post y, como narrador que soy, me genera mucho que comentar. Pero seré breve:

    Ver los cuentos con el prisma de la coeducación me resulta fatídico para estos. Al final nos fijamos más en que eduquen que en que sean buenas historías. Y la lectura, las buenas historias, generan pensamiento crítico.

    Dicho esto, te invito a leer mi post dónde reflexiono más en profundidad sobre el tema, para como afrontarlo > http://israelhergon.com/2016/08/dejemos-los-cuentos-clasicos-en-paz/

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Todo dependen de lo que se quiera trabajar...

    En este post, intento explicar lo útil que a mí me resultan los cuentos a la hora de trabajar la coeducación. Entendiendo ésta como la intervención intencionada en la revisión de las pautas sexistas de la sociedad.

    Si el fin con el que se trabaja el cuento es otro, entiendo que no resulta necesario realizar lo que aquí se comenta... o quizá sí... (eso lo dejo a la elección de cada uno).

    Por otro lado, decir que estoy de acuerdo con lo comentado en tu post. He crecido con los cuentos tradicionales y me parecen muy válidos, aún siendo consciente de los estereotipados que están.
    Una vez dicho esto, yo sí pienso que cuando el público al que van dirigidos estos cuentos, son los niños/as, siempre es interesante realizar una reflexión respecto a este tema.

    Un saludo!

    ResponderEliminar